1.- Se recomienda revisar bianualmente el estado de las propiedades del líquido.
Medición de la temperatura de ebullición del líquido.
Control visual de las pérdidas de líquido.


2.- Se recomienda revisar anualmente el estado del sistema de frenado
Control de estanqueidad (Tomas de aire) del circuito
Manguitos, tubos y pinzas de freno.
Revisión de los elementos de fricción del sistema (pastillas y discos de freno).
Grosor y desgaste de discos, grosor y dureza de los componentes de las pastillas de freno
Funcionamiento de las pinzas de freno.


3.- Si percibe una sensación de hundimiento en el pedal de frenado acuda sin demora a un centro especializado con las herramientas necesarias para diagnosticar sistemas de frenado. Esta sensación puede significar la existencia de burbujas de aire en el sistema. El aire al ser un gas se comprime al contrario y produce esta sensación que afecta al rendimiento de la frenada.